PRENSA
MÚSICA

El concierto Sones de tierra y nube muestra que el arte es uno de los caminos para llegar a la verdadera convivencia humana: Lidia Camacho

Boletín No. 803 - 16 de junio de 2017

.

  • Se realizará el sábado 1° de julio a las 19:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes
  • Participarán la Banda Filarmónica del Cecam, Fernando de la Mora, Susana Harp, Héctor Infanzón, Horacio Franco y Concepción Hernández

“Para la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) es motivo de alegría presentar en este emblemático recinto (el Palacio de Bellas Artes) un concierto que al reunir tanto talento nos dará clara muestra de que el arte es uno de los caminos para llegar a la verdadera convivencia humana”.

Así se expresó Lidia Camacho, titular del INBA, en la conferencia de prensa para anunciar el concierto Sones de tierra y nube, con el que el Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (Cecam) celebrará su 40 aniversario.



Este evento, apoyado por la Asociación Cultural Xquenda A.C., se realizará el sábado 1° de julio a las 19:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes. El público podrá disfrutar de un programa conformado por sones, boleros, polcas, danzones, vals y chilenas realizadas por compositores de origen oaxaqueño, e interpretadas por la Banda Filarmónica del Cecam, que tendrá como invitados al tenor Fernando de la Mora, el pianista Héctor Infanzón, la cantante Susana Harp y los flautistas Horacio Franco y Concepción Hernández. Participarán además los directores artísticos Silvestre Vásquez y Leovigildo Martínez, así como el director invitado César Delgado.

Lidia Camacho señaló que este concierto será todo un acontecimiento, no solo por la música que se escuchará y la magnitud de los intérpretes que se han reunido, sino porque además se abrirá una ventana que llevará al espectador a la esencia musical de Oaxaca. “Nadie ignora la riqueza de la cultura oaxaqueña, en especial la de sus manifestaciones musicales que tanto han ensanchado nuestra herencia más íntima, esa que nos distingue como mexicanos”.

Reconoció la labor realizada por el Cecam, ya que se trata de un centro que no solo ofrece educación musical y formal en la comunidad mixe, sino que al rescatar, interpretar y difundir la música entrañable de Oaxaca ha contribuido a fortalecer el aprecio por la diversidad cultural del estado y de nuestro país. “Se ama lo que se conoce y lo que se conoce se ama, se preserva, se cuida, se hereda a aquellos que habrán de venir después de nosotros. No de otro modo se construyen las tradiciones culturales”.

En su oportunidad, el director del Cecam, Mauro Delgado, indicó que esta institución contará por primera vez con el apoyo del Gobierno del Estado de Oaxaca, después de 40 años de trabajo arduo. “Es un proyecto que ha seguido con vida gracias al trabajo.  En el Cecam sentimos que una de nuestras identidades que no hemos querido perder es la música, y esperamos que participen todos del concierto porque los estudiantes se están preparando para que todo salga muy bonito, acompañados de los artistas”.

Susana Harp, cantante y directora de la Asociación Cultural Xquenda A.C., dijo que ésta siempre ha acompañado al Cecam para apoyarlo. “Hoy estamos de fiesta porque cumple 40 años de un extraordinario esfuerzo comunitario para albergar a todos los alumnos que tiene y que son de comunidades cercanas y de diversas regiones de Oaxaca y de otros estados. Su Banda Filarmónica sustituye las cuerdas por una gran cantidad de clarinetes y otro tipo de instrumentos, y pueden tocar desde música tradicional hasta música sinfónica”.

Los artistas invitados hablaron de su experiencia de participar con el Cecam y en el concierto Sones de tierra y nube. El pianista Héctor Infanzón dijo sentirse muy honrado de haber sido invitado a participar en los dos discos del concierto Sones de tierra y nube, “una experiencia única que marcó mi vida profesional y que desde entonces he tenido la oportunidad de colaborar.  Para esta ocasión me propuse estrenar una obra para la Banda en su lenguaje propio y como fruto de la experiencia que hemos tenido”.

El tenor Fernando de la Mora agradeció estar en el Palacio de Bellas Artes para mostrar un proyecto de un lugar muy pequeño de la República Mexicana pero muy grande en el corazón de mucha gente, Tlahuitoltepec. “Es un concierto altruista, cultural y que se convierte en parte fundamental económicamente para muchas familias”. La flautista Concepción Hernández afirmó que gracias al Cecam se dio cuenta que la música iba a ser su vida. “Me gradué en esa escuela que me brindó unos grandes maestros y gracias a ella sigo con mi vida musical”.