DANZA

Cuerpos, sonidos y luz se conjugan en Contagios –instalación viva, inmersión colectiva

Boletín No. 1427 - 11 de octubre de 2018
  • La Sociedad de Carne y Hueso, en colaboración con el bailarín y coreógrafo Yukio Suzuki, se presentará el 23 de octubre en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo
  • Coproducción México-Japón a través de la Saison Foundation y la Coordinación Nacional de Danza del INBA

La coproducción mexicano-japonesa Contagios –instalación viva, inmersión colectiva– se presentará por única ocasión en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo el 23 de octubre de 2018 a las 20:00 horas.

La más reciente creación de Sociedad de Carne y Hueso, en colaboración con el destacado bailarín y coreógrafo Yukio Suzuki, comparten una serie de eventos coreográficos donde cuerpos, sonidos y luz se conjugan para propagar la potencia de lo colectivo.

En su tercera visita a nuestro país, Yukio Suzuki, quien recientemente se presentó en diversas sedes de la Ciudad de México para mostrar un nuevo enfoque del butoh, colaborará por primera vez en su trayectoria con una compañía no japonesa.

La Sociedad de Carne y Hueso, con apenas dos años de creación, se distingue por su trabajo en sitio específico y por incursionar en experiencias inmersivas a través de la experimentación, el arte sonoro, la instalación y su propio lenguaje escénico.

En esta ocasión Aura Arreola, Teresa Carlos, Marcela Vásquez, Raquel Salgado y Rodrigo López, integrantes de la sociedad, exploran otras posibilidades del teatro a la italiana para generar una experiencia diferente en relación con el espacio.

Cabe señalar que esta será la primera ocasión que invitan a un coreógrafo residente a colaborar en su creación colectiva, de la cual también forman parte reconocidos artistas, como Fernando Vigueras, músico y artista sonoro; Mauricio Ascencio, artista escénico, y Braulio Amadis, director escénico e iluminador.

Contagios promueve la “instalación viva” para ofrecer al público otras alternativas de percepción que no se limiten al acto de mirar. Deambular por el espacio, escoger diferentes perspectivas o estilos de participación, son algunos de los recursos que proponen para que además de un evento escénico, el público se disponga a una experiencia multisensorial colectiva de percepción ampliada.

En 2017, mientras el 19S sacudía México, la Sociedad de Carne y Hueso visitaba Japón para iniciar el proceso de Contagios. Algo resonó profundo: la conexión entre México y Japón, la cual sigue germinando. Ya entonces imaginaban una pieza cuya confluencia conceptual con Suzuki reunía la inminencia permanente de la catástrofe, la esquizofrenia colectiva o la desolación generacional.

Contagios se plantea entonces como un conjunto de posibilidades de réplica, resonancia y repercusión entre agentes de diferentes latitudes, contextos y disciplinas. Esta pieza propone reconocer los vínculos primigenios del consciente e inconsciente, los influjos que nos afectan y que afectamos constantemente. La seducción que habita entre el interior y el exterior, lo imprevisible y lo estructurado, lo cotidiano y lo trascendente.

Después de un año ininterrumpido de trabajo, con un proceso que tuvo diferentes fases, algunas de abiertas al público, como el Taller de exploración sonora, impartido por Fernando Vigueras; el Taller cuerpo expandido, conducido por Aura Arreola y Teresa Carlos -integrantes de la Sociedad-, Órbitas –performance duracional en el Museo Tamayo–, y Propagaciones –eventos coreográficos participativos en Casa del Lago UNAM–. Contagios se estrena el 23 de octubre, a las 20:00 horas, en el Teatro de la Danza, Centro Cultural del Bosque, Reforma y Campo Marte, Chapultepec Polanco. Los boletos están a la venta en taquilla y ticketmaster. 

---000---