ARTES VISUALES
TZOMPANTLI A LA VAQUITA MARINA
Museo Nacional de San Carlos

Museo Nacional de San Carlos
Puente de Alvarado No.50, Tabacalera, CDMX

Del vie 09 feb al dom 29 abr
mar a dom, 10:00 - 18:00 h

Entrada libre

* Programación sujeta a cambios

Actividad gratuita
RESEÑA

La escultura realizada por Patricio Robles pretende concientizar al público sobre las consecuencias de desaparición de una especie. Reafirma el discurso naturalista e invita al público a tomar medidas para que no vuelva a suceder lo mismo con otra especie.   

ARTÍCULO

Tzompantli a la vaquita marina

 

Cuando muere una lengua,
ya muchas han muerto
.[1]

 

Toda pérdida es una tragedia pero cuando se trata de una especie, significa el comienzo de la eliminación de las distintas formas de vida. Cada vez que se genera un desequilibrio en el ecosistema repercute en todos los cohabitantes. La supervivencia de todas las especies en la Tierra dependen del equilibrio ecológico (o balance de la naturaleza) para poder existir. Un ejemplo de la necesidad por mantener la armonía es la temperatura global, pues una variación de cinco grados centígrados es la separación entre la vida y la muerte.

Las acciones del hombre han sido a lo largo de la historia la principal causa de las transformación de dicho equilibrio. Asimisma ha impulsado la desaparición de algunas especies, incluida la vaquita marina.

La Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Museo Nacional de San Carlos, invitan al público a reflexionar por medio de la muestra de la escultura “Tzompantli 567” sobre las distintas actividades que está haciendo la humanidad a la naturaleza.       

La definición de la Academia Mexicana de la Lengua para tozompantli es: palabra de origen náhuatl; lugar de los templos aztecas donde se colocaban en filas los cráneos de las víctimas[2].  

El Dr. Miguel León Portilla con el poema “Cuando muere una lengua” presenta mediante el lenguaje, las principales imágenes después de la desaparición de un idioma. Cuando desaparece una especie pasa lo mismo, “la humanidad se empobrece[3]”.

 

Tierra y producto

La tierra representa a la fertilidad y el origen en la mayoría de las civilizaciones en todo el mundo. Es en esta superficie que se divide el espacio en el que se encuentran los mundo de los vivos, los muertos y las deidades. En la mitología griega, Gea es la madre de todas las divinidades; en la cosmogonía finlandesa ese lugar lo ocupa Peko. Los nahuas, le rendían tributo a la diosa Chicomecóatl (diosa del maíz nuevo).

En cualquier instante del proceso histórico que ha vivido la especie humana, se ha mantenido una fuerte relación con el contexto que cohabita con las otras especies. A causa de una visión etnocentrista es que el hombre ha dominado y violentado a otras formas de vida.

La función de los mitos fundacionales para las culturas del mundo antiguo fue la auto preservación de la especie por medio del respeto a los otros seres. La idea de honrar a la vaquita marina mediante un tzompantli hubiera significado la llegada a otro estado de la existencia: la no vida.

 

Alfabetización humana

Con la intención de evitar que la población de 30 ejemplares en México del mamífero se reduzca y a futuro evitar que suceda lo mismo con otras especies, se debe trabajar en concientizar y educar a la población en general mediante un nuevo tipo de instrucción la ambiental.

Paulo Freire con la metáfora de la Carlinha[4] explica lo que sucede cuando no hay la figura de un educador en la vida de una pequeña. “Rondando la escuela, deambulando por las calles del barrio[…] blanco de las burlas de otros niños y también de los adultos, vagando perdida, y peor aún, perdida de si misma, una especie de niña de nadie [5]”. Cuando el hombre se encuentra falto de la educación necesaria y es más vulnerable no solamente a la crítica y el rechazo sino también a la violencia y la autodestrucción. El agresor al primero que violenta es sí mismo.

Por lo anterior, existe una necesidad urgente por alfabetizar a la población sobre el respeto a nuestro mundo y las otras especies que cohabitan.

 

El mar de seco

“Tzompantli 567” implica una advertencia al futuro sin futuro[6]; un recordatorio a los seres humanos de nuestros alcances como especie. Cada día mar se seca con la desaparición de diversas especies. La interrogante a responder es: ¿cómo va a reaccionar el hombre cuando tomé conciencia de sus hechos?
No se pueden perder la exposición.

 

[1] Cuando muere una lengua de Miguel León Portilla. Visto en red 20/02/2018. http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/8210/leon/82leon.html

[2] Diccionario breve de mexicanismos de Guido Gómez de Silva - Guido Gómez de Silva.

[3] Cuando muere una lengua de Miguel León Portilla. Visto en red 20/02/2018.

[4] Freire Paulo. Política y educación; Siglo veintiuno editores, octava reimpresión (2013) pp. 56-57.

[5] Ibid

[6] Huyssen Andreas. Modernismo después de la posmodernidad; Gedisa, primera edición (2010) pp. 231.