ARTES VISUALES
LOS MUNDOS DE GERMÁN GEDOVIUS
EXPOSICIÓN TEMPORAL
Museo Nacional de San Carlos

Museo Nacional de San Carlos
Puente de Alvarado No.50, Tabacalera, CDMX

Del sáb 11 nov al dom 25 feb 2018
mar a dom, 10:00 - 18:00 h

$45

Domingo entrada libre

Entrada libre a estudiantes, maestros e INAPAM

* Programación sujeta a cambios

RESEÑA

La exposición Los mundos de Germán Gedovius muestra dos de los universos más cautivantes del artista. Por un lado, se encuentran los paisajes y pinturas de interiores, en los que el México rural es inmortalizado al exaltar las añoranzas de un tiempo transformado. En estas obras, la desolación y el abandono nos narran la situación del país durante y después de la lucha armada de 1910.
El otro mundo de Gedovius se centra en los retratos que realizó a algunos de los personajes más importantes que incidieron en su carrera artística y, asimismo, se exhiben muestras de retratos femeninos, los cuales dotó de un vínculo estético relacionado con la esencia, sustancia y creación de la naturaleza.
Realizar un homenaje a un artista tan importante como Germán Gedovius, es un compromiso para este recinto, pues en él se resguardan 19 pinturas donadas en 1994 por la señora María de la Concepción Guizar viuda de Cuevas.
Asimismo, se pretende traer al presente su nombre y exaltar sus aportaciones y su papel como formador de artistas y recordar que maestro y alumnos lograron forjar una de las etapas más importantes y productivas dentro del arte del México de principios del siglo XX.

BIOGRAFÍA

Germán Gedovius nació en la Ciudad de México en 1867.
Fue un pintor y maestro de grandes artistas de la antigua Academia de San Carlos.
Sordomudo de nacimiento, sus padres lo envían a Hamburgo y después a Munich para ingresar a la Real Academia de Pintura. Su viaje tuvo dos propósitos: recibir atención médica para aliviar su sordera, y estudiar arte. Durante su estancia en Alemania conoció las innovaciones del arte en ese país.
En 1893, cuando regresó a México, presentó su obra en la XXIII Exposición de la Academia de San Carlos. Colaboró con sus ilustraciones en la Revista Moderna. En 1894 le otorgaron una plaza de docencia en la Academia de San Carlos. En 1903 inició su etapa como maestro de pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes.
Entre sus discípulos se encuentran los más importantes y representantes del arte mexicano como: Saturnino Herrán, Ángel Zárraga, Diego Rivera, Alberto Garduño y María Izquierdo.
En sus pinturas se percibe el interés del artista por reflejar "el alma nacional" de nuestro país, y entre sus obras más representativas se encuentran: El Autorretrato, que le valió una medalla de oro en la citada Academia Muniquesa, La dama de las violetas, Tehuana, El convento del Carmen, La Sacristía de Tepotzotlán, Amapolas y Barcas.
Vivió y trabajó en la Ciudad de México, hasta su muerte, ocurrida en mayo de 1937.

Con información de: Mundo del Museo